“El modelo del SNS nos lleva a un déficit crónico de pediatras”

El endémico déficit de pediatras que los propios profesionales denuncian reiteradamente se ha convertido en tema casi obligado en los congresos y citas de las sociedades que agrupan a estos especialistas.

La 60ª edición del Congreso Nacional de la Asociación Española de Pediatría (AEP), que comienza el jueves en Valladolid, reunirá a pediatras de ambos niveles, representantes de la administración y expertos en una mesa monográfica que, bajo el elocuente título de Salvemos la Pediatría, “pretende llamar la atención del Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas y la sociedad en general sobre el problemático déficit de pediatras, fundamentalmente en primaria, que puede poner en peligro la calidad de la atención sanitaria”, afirma Serafín Málaga, presidente de la AEP.

Según él, la alarmante falta de especialistas en el primer nivel tiene, además, una difícil solución, “porque el propio modelo de nuestro sistema sanitario nos lleva a que ese déficit se convierta en crónico”. Síntomas de esa estructura rígida y difícilmente reversible son, según Málaga, el limitado número de plazas MIR que salen en cada convocatoria, la falta de inversiones en primaria y la precariedad del mercado laboral, “que hace prácticamente imposible que los pediatras que han emigrado a otros países en busca de mejores condiciones retornen a nuestro primer nivel”.

Además de su cronicidad, el déficit de pediatras se caracteriza, según el presidente de la AEP, por ser un problema generalizado en todas las regiones, “de forma que en varias autonomías hasta un tercio de la población infantil está siendo atendida por médicos de Familia y no por especialistas en Pediatría”. Aunque Málaga cree que “la escasez de especialistas es más acusada en las regiones mediterráneas (Cataluña, Valencia y Murcia), donde la población infantil es más numerosa, ninguna autonomía se salva”.

Ni la configuración de los gobiernos autonómicos salidos de las urnas, ni la proximidad de las elecciones generales, ni, por supuesto, la generalizada crisis, favorecen el esfuerzo inversor que el presidente de la AEP pide a los servicios de salud, tanto para cubrir sus déficits de plantilla como para incrementar el número de plazas MIR (419 en la convocatoria 2010-2011, sólo 6 más que en la precedente).

Puestos a traducir en números el déficit del primer nivel, Málaga se remite al estudio de sus colegas de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap), que cifra la media nacional en un pediatra por cada 1.096 niños, cuando el porcentaje que todas las organizaciones internacionales cifran como idóneo está en uno por cada mil niños.

Al margen de los problemas de primaria, Málaga recuerda que los especialistas hospitalarios siguen luchando (y el congreso de Valladolid será también escenario de esa reivindicación) por conseguir “el ansiado desarrollo de las especialidades pediátricas. Llevamos años pidiendo que las áreas específicas no sean un mero apellido de la especialidad, y esperamos lograrlo con la implantación de las ACE que recoge la troncalidad”.

Peticiones, calendario y pecados capitales

De los más de 9.000 pediatras y cirujanos pediátricos que reúne hoy la Asociación Española de Pediatría, el comité organizador del 60º congreso espera reunir en Valladolid a más de 1.500 especialistas, “y eso pese a la crisis, que inevitablemente afecta también a las citas científicas”, afirma Serafín Málaga. Problemas profesionales aparte, en la cita vallisoletana, que se prolongará hasta el sábado, la definitiva consecución del calendario vacunal único será también tema obligado. A riesgo de que le tachen de optimista, Málaga confiesa que el acuerdo, al menos verbal, de los dos partidos mayoritarios hace que “vea más cerca la consecución de un logro que pedimos no sólo los profesionales sino toda la población española”. En Valladolid también tendrán cabida lo que se ha dado en llamar “pecados capitales de la nutrición”. Según Julio Ardura, presidente del congreso, “en menos de 20 años se ha pasado de un 5 por ciento de obesidad en la población infantil a un 20 por ciento en los varones y un 16 por ciento entre las niñas”.

Fuente:

http://pediatria.diariomedico.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s